EL MINISTERIO DEL LECTOR

EL MINISTERIO DEL LECTOR

DIRECTORIO LITÚRGICO-PASTORAL

SECRETARIADO DE LA COMISIÓN EPISCOPAL DE LITURGIA,

7,00 €
IVA incluido
Consultar disponibilidad
Editorial:
CESMA - SM
Año de edición:
2015
Materia
Liturgia
ISBN:
978-84-288-2802-4
Páginas:
72
Encuadernación:
Rústica
7,00 €
IVA incluido
Consultar disponibilidad
Añadir a favoritos

INTRODUCCIÓN1. Un ministerio recuperado2. Cristo desempeñó este ministerio3. Importancia del ministerio del lector4. Finalidad del presente documentoPRIMERA PARTE. LA LECTURA DE LA PALABRA DE DIOS5. Leer la Palabra de Dios en la asamblea litúrgica6. La función del lector7. Las competencias del lector8. Acoger la Palabra para poder transmitirla9. Un servicio al pueblo de DiosSEGUNDA PARTE. SUGERENCIAS PRÁCTICAS10. Quiénes pueden ser lectores11. La preparación de los lectores12. Condiciones materiales para una buena proclamación13. Técnicas de proclamación14. Actitud corporal y vestidura del lector15. El canto de las lecturas16. Las moniciones y las lecturas17. El silencio en el ejercicio del ministerio del lector18. El Leccionario19. El ambón20. Las lecturas en las misas con niños21. Las lecturas en el Oficio divino22. La Palabra de Dios en la piedad popular23. Invitación final

La proclamación de la Palabra de Dios en la asamblea litúrgica es un verdadero servicio eclesial. Después del Concilio Vaticano II, el ministerio del lector ha vuelto a tener el relieve que le corresponde en el conjunto de carismas y oficios suscitados por el Espíritu Santo en la Iglesia para la edificación de todo el Cuerpo de Cristo.El hecho de que la función del lector pueda ser desempeñada también por encargo temporal u ocasional no solo no resta importancia al servicio de la proclamación de la Palabra, sino que constituye un motivo más para tomar este ministerio con la mayor seriedad y procurar, con diligencia, la preparación adecuada de las personas que han de ejercitarlo con sentido litúrgico, competencia técnica y aprovechamiento espiritual.Con el fin de urgir y orientar la preparación, tanto de los lectores instituidos como de los no instituidos, se hace público este directorio que ha elaborado el Secretariado de la Comisión Episcopal de Liturgia. El directorio pretende contribuir a mejorar las celebraciones litúrgicas, objetivo constante en toda programación pastoral.